Como siempre en silencio

gif animado (4).gif

No es un sueño pensaba Celia ,caminando entre la multitud, con su equipaje en la mano y rebosante de ganas de vivir.La vida puede sorprendernos  y lo que de entrada parece que nos va a hundir simplemente es la llave que abre la puerta hacia lo inesperado.

A Celia la educaron para ser esposa y madre, su visión romántica de la vida la llevo a los brazos de Pablo cuando acaba de cumplir los diecisiete años, él era un hombre de veinticinco, un lobo solitario que supo conquistar su corazón adolescente, ella se enamoró locamente del aquel charlatán atractivo y de carácter extraño, ensordeciendo a los consejos de su entorno ,al cumplir los dieciocho años, Celia aceptó compartir su vida con él. en pocos meses se convirtió en su esposa, todo pasó veloz, casi sin tiempo de asimilar cada paso que daba, de repente guardo sus libros, olvidó sus aficiones y se ató el delantal a la cintura.

Por su trabajo, Pablo pasaba mucho tiempo fuera de su hogar, la soledad de Celia, al comienzo grata ,al no tardó en ser molesta, era una niña jugando a ser ama de casa, cuando Pablo llegaba  ella parecía ser parte del mobiliaria, ni siquiera la miraba, en ocasiones pasaba varios días lejos de ella, Celia lo esperaba ilusionada, deseando abrazarlo, sentirlo, amarlo como cuando se conocieron,la hizo su mujer tan solo la noche de bodas no se le acercó más, parecía haber perdido el interés por ella, su relación era como la de un matrimonio de muchos años que el hastío los alejo,  entonces recordaba las palabras de su madre advirtiéndole que ese hombre era un desconocido, con un comportamiento que asustaba un poco, pero ella con la ceguera del amor se negaba a escucharla, Celia lloraba a diario, pero al salir de casa se adornaba con una sonrisa que ocultaba su pesar, sus amigas le preguntaban como era la vida de casada, ella fingía ser feliz, vivir en una eterna luna de miel, se sentía avergonzada de su realidad.

En su primer aniversario de boda Celia estalló, con apenas veinte años esa vida no era la que ella merecía,no era su vida, aceptó que no conocía a a su esposo, era tan solo alguien que pasaba tiempo en su mismo techo, al regresar Pablo aquella noche Celia le invitó a sentarse un momento con ella frente a unas cervezas frescas, él la miró desdeñoso intentando esquivarla, pero Celia le tomo de la mano, cara a cara mirándolo a los ojos comenzó a preguntarle la razón de aquella situación, el porque la castigaba de ese modo, el bajó la mirada, no había respuestas, tan solo quiso construir una vida normal, necesitaba intentarlo, él nunca se sintió querido por nadie, no sabia dar cariño, convivir con otra persona, en su infancia no tubo calor de hogar algo que nunca luchó por superar, para él la vida era ir de aquí para allá libremente sin aferrarse a nada ni a nadie, Celia quiso saber porque se acercó a ella y la hizo su esposa, simplemente estaba allí, bonita,simpática y enamorada, era perfecta para lo que él tenía en mente, Cela lloró amargamente, su mundo se hizo añicos, ese hombre necesitaba ayuda, algo que él negaba, ella no seguiría en ese infierno.

Como siempre en silencio, Celia consiguió un buen empleo en otra ciudad, cuando entró donde vivir no lo pensó mas, había llegado la hora de volar de allí, le dijo adiós a Pablo, no se opuso a su partida, se despidió de su familia, intentaron convencerla de que era otra decisión errónea,le ofrecieron ayuda para recomenzar, pero la experiencia vivida la hizo una persona madura,libre, con deseos de retomar su vida y vivir a su manera, era una adulta consciente de lo que hacia,sabiendo que hay que meditar cada paso que se va a dar.

Magda Jardí© Derechos reservados

https://magdarelatosbreves.blogspot.com/2018/11/como-siempre-en-silencio.html

https://magda1965.wordpress.com

Anuncios

Sanar heridas entre letras.

images1.jpg

Aquellos que sentimos las letras en infinidad de ocasiones debemos agradecer a la vida el darnos esta capacidad pues a través de ellas hemos hallado salidas emocionales, situaciones, momentos a los que no les veíamos una lógica porque eran un verdadero sinsentido, sumergiéndonos en el mar de las letras y plasmar lo que la mente va susurrando ha regresado esa paz que momentáneamente se nos fue.

Al poder sanar heriditas, por lo general temporadas de desánimo o bobadas causadas por ataques de seres opacos pero que tocan la fibra sensible provocando infinidad de dudas y temores hasta que no llega esa luz, encontramos en el mundo de las letras la mejor de las terapias en cualquiera de sus variantes.

Magda Jardí

©Derechos reservados

Sanar heridas entre letras.

images.jpg

 

Aquellos que sentimos las letras en infinidad de ocasiones debemos agradecer a la vida el darnos esta capacidad pues a través  de ellas hemos hallado salidas emocionales, situaciones, momentos a los que no les veíamos una lógica porque eran un verdadero sinsentido, sumergiéndonos  en el mar de las letras y plasmar lo que la mente va susurrando ha regresado esa paz que momentáneamente se nos fue.

Al poder sanar heriditas, por lo general temporadas de desánimo o  bobadas causadas por ataques de seres  opacos  pero que tocan la fibra sensible provocando infinidad de dudas y temores hasta que no llega esa luz, encontramos en el mundo de las letras la mejor de las terapias en cualquiera de sus variantes.

Magda Jardí

©Derechos reservados

 

 

Navegar por el mar de las letras

Featured imageHay personas que por el hecho de ser capaces de unir letras con sentido se denominan escritores, aunque simplemente sean pasajeros momentáneos en el tren de la escritura, personas que por un echo ocasional,  se atreven a lanzarse al ruedo de las letras, pero no es algo que fluye en su interior, como el agua de un manantial, que cuando se aburran de ello dejarán de dedicarle su tiempo, existen muchas flores de temporada…

Desde mi modesto pensamiento, un escritor es aquella persona  o bien tiene una preparación literaria o  la que tras muchos años danzando entre letras, comenzando con intentos de poemas o relatos, puliendo las formas, corrigendo errores, trabajando hasta lograr un estilo propio, son capaces de crear cualquier género o bien se dedican a uno en plenitud, son personas que su mente crea continuamente, la inspiración. la imaginación habitan en su ser, una palabra, un paisaje, una situación, una melodía, una mirada, un gesto, les abre la puerta de su creatividad.

Estas personas, viven su pasión por las letras, quizás un día por cualquier circunstancia no les sea posible plasmar gráficamente aquello que  nace en pensamiento, pero  no dejarán de crear mentalmente mientras sus facultades así lo permita, ese amor a su afición casi les llevará a ‘morir abrazados a las letras’.

Los que amamos la escritura, navegamos por el mar de las letras, damos gracias a la vida por permitirnos compartir una parte de nuestra alma sin otra pretensión.

Magda Jardí

©Derechos reservados

Respetar la esencia de la escritura

Featured image

Cualquiera es capaz de coger un papel o frente a una pantalla dejarse llevar y escribir. Después de pasear por creaciones de distintas personas, yo no me siento más ni menos que nadie, pero con el tiempo, soy más pulcra y perfeccionista, tampoco soy quien para criticar, simplemente es mi opinión, considero que muchos de los que lanzan sus escritos no tienen en cuenta la estética y melodía literaria, se limitan a plasmar unas letras, que seguro sean bellísimas a ojos de quienes vayan dirigidas, con mensaje, distintas, pero les falta ese mimo que merece la hermosa literatura. Los que caminamos desde un buen tiempo en este mundillo, hemos adquirido una sensibilidad ante unas letras no pulidas y nos ciega el brillo de la prepotencia de un autor que las libera, sabiendo que serán veneradas por aquellos que son incapaces de ver más allá, que simplemente, son de su agradado sin darse cuenta, de la falta de fondo y armonía, de que en realidad no dicen nada , pero las ha escrito tal o cual…

Respetemos la esencia de la escritura, es algo más que dejar escapar pensamientos sin cuidar su imagen.

Magda Jardí

©Derechos reservados

Pensamientos breves

Featured image

Solo las personas de corazón transparente aman la vida y se comportan con la claridad de un cristal.

La simpleza de una persona noble es una caricia de frescura como el rocío mañanero al caer sobre la rosa aún dormida.

Una mano sincera llega cuanto mas necesaria es, siempre dando sin esperar, pero desapareciendo al sentirse traicionada.

Magda Jardí

©Derechos reservados

Escribir no es simplemente un modo de comunicarse.

Featured image

Escribir es algo que nace desde lo más profundo del alma, todos somos capaces de plasmar  pensamientos, poemas, narraciones, pero algunas personas les nace solo, como un don, porque es una parte de ellos. Por lo general, el escritor propiamente, suele tener preparación ,prensa ,radio, docencia, literatura, pero también existe el escritor espontáneo, aquellas personas, que delante de un papel o teclado, de su mente y su corazón fluyen creaciones, que son mezclas de sentimientos, emociones, vivencias, imaginación, vestidas de belleza, alegría, melancolía, drama. En ocasiones, el poder escribir, es como una terapia, ayudando a desbloquearse, sacando al exterior’ tapones emocionales’. Escribir no es simplemente un modo de comunicarse.

Magda Jardí